Aparatos de frío

Este tipo de productos incluyen frigoríficos, congeladores y cualquier aparato con mecanismos refrigerantes, como por ejemplo los dispensadores de agua. Algunos de estos aparatos contienen fluidos refrigerantes clasificados como “sustancias que agotan la capa de ozono” (ODS en sus siglas en inglés). Estas sustancias son principalmente los clorofluorocarbonos (CFC), los hidrofluorocarbonos (HFC) y los hidroclorofluorocarbonos (HCFC), que están actualmente prohibidos.

Estos fluidos son extraídos de los aparatos en atmósferas controladas y posteriormente enviados a plantas especializadas para su eliminación.

La descontaminación de los aparatos de frío conlleva una serie de etapas: primero los compresores son descontaminados para recuperar los fluidos refrigerantes y los aceites minerales; luego la espuma aislante es también tratada específicamente para recuperar los fluidos refrigerantes impregnados en ella; los metales son recuperados y los plásticos pueden ser usados para fabricar nuevos productos. Los fluidos refrigerantes y los aceites son eliminados en procesos especializados de tratamiento.

Proceso de reciclaje

  1. Descontaminación
  2. Fragmentación
  3. Separación
  4. Descontaminación de las espumas

Materiales Recuperados

  • Gas
  • Aceites
  • Espuma
  • Plásticos
  • Metal ferroso
  • Metal no ferroso