ERP España participa en la campaña “Digitalización Sostenible”

  • En colaboración con CEOE y otros SCRAP, promueve la recogida selectiva de ordenadores y tabletas con fines solidarios

European Recycling Platform (ERP), en colaboración con la Fundación CEOE y otros SCRAP, participa en la campaña “Digitalización Sostenible”, una iniciativa solidaria que persigue reducir la brecha digital y contribuir al fomento del acceso universal a la tecnología, a través de una recogida selectiva de dispositivos electrónicos en los centros de trabajo.

El objetivo principal de la campaña es dar una segunda vida a los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), específicamente, de ordenadores y tabletas aportados por las empresas, así como vehicular las donaciones de equipos nuevos que estén en disposición de hacer, a fin de ayudar a personas con dificultades de acceso a la tecnología, y reducir a su vez la generación de residuos para proteger el medio ambiente.

Para ello, los ordenadores y tabletas recogidos se reacondicionarán y se entregarán a centros educativos y de formación, a menores y personas en riesgo de exclusión, a residencias de personas mayores, y a otras personas y colectivos que los necesiten.

Las donaciones de los dispositivos reacondicionados se vehicularán a través de las ONG con las que colabora habitualmente la Fundación CEOE. Además, las ONG beneficiarias entregarán a las empresas participantes que lo soliciten un certificado de donación acreditando los equipos entregados.

Por su parte, los SCRAP implicados (además de ERP España, participan Ambilamp, Ecoasimelec, Ecofimática, Fundación Ecolec, Fundación Ecotic y Ecolum) pondrán a disposición de todas las empresas que participen en la campaña contenedores para la recogida selectiva de los dispositivos en desuso, que pueden aportar tanto las propias direcciones empresariales como sus trabajadores, a título particular.

La acción de recogida solidaria quiere dar un impulso a la economía circular porqué, como afirman sus organizadores, «el mejor residuo es aquel que no se genera». La reutilización y el reciclaje son dos elementos clave para el desarrollo de un modelo productivo más eficiente y sostenible, que minimice el uso de los recursos naturales finitos y que tenga como prioridad la protección del medio ambiente, y para ello es fundamental contar con la implicación de las empresas.

Laura Alonso, directora general de European Recycling Platform (ERP) en España, ha explicado que “desde ERP apostamos siempre por acciones de carácter social que enriquezcan y complementen nuestra misión medioambiental y de sostenibilidad; para nosotros ambos compromisos están muy conectados y se potencian mutuamente”. En su opinión, “esta acción es un ejemplo extraordinario de cómo se puede lograr aunar el cuidado al medio ambiente y la inclusión social”.

En la campaña, colaboran también La Fundación SEUR, que se encargará de la distribución de los equipos reacondicionados entre las mencionadas entidades sociales, y el estudio de ecoinnovación inèdit (empresa del parque de investigación de la UAB) que realizará el cálculo del ahorro de la huella de carbono del proceso de recuperación y acondicionamiento de los ordenadores donados, y facilitará a los SCRAP un documento de acreditación del estudio enfocado a las empresas donantes en el que se indicará la reducción de su huella de carbono en función de los equipos donados por cada una de ellas.

Con esta acción, las entidades impulsoras y colaboradoras quieren contribuir de manera efectiva a reducir la brecha digital, favorecer el desarrollo de la economía circular a través de la recogida y reacondicionamiento de los dispositivos o de su adecuado reciclaje cuando no resulte viable, fomentar el acceso universal a la tecnología y contribuir a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) incluidos en la Agenda 2030 de las Naciones Unidas.

Los organizadores hacen también un llamamiento para que todas las empresas comprometidas pongan su grano de arena para que la campaña llegue a todos los rincones del Estado porque, como destacan, “juntos podemos reducir la brecha digital».

Reciclaje electrónico en España

Según datos de OfiRaee, la oficina de coordinación que agrupa a los sistemas colectivos de responsabilidad ampliada del productor (SCRAP), la actividad de estas entidades, junto con la colaboración de los distintos actores que intervienen en el ciclo de vida del producto -consumidores, fabricantes, distribuidores y gestores- permitió gestionar 328.686 toneladas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) durante 2019, procedentes tanto del ámbito doméstico como profesional.

Cabe señalar, además, que un total de 6.042 toneladas se destinaron a procesos de preparación para la reutilización, en sintonía con los esfuerzos que se están desarrollando a nivel europeo para alargar la vida útil de los equipos, un aspecto considerado estratégico en la consolidación del modelo de economía circular.

Para saber más sobre la campaña o unirte:

HAZ CLICK AQUÍ