ERP recuerda la importancia del reciclaje de RAEE y Pilas en el Día Mundial de la Educación Ambiental

  • La educación ambiental es la mejor herramienta para involucrar al ciudadano en la correcta gestión de estos residuos.

Con motivo de la celebración, el día 26 de enero, del Día Mundial de la Educación Ambiental, desde European Recycling Platform queremos recordar la importancia que tiene para la conservación del planeta llevar a puntos de recogida adecuados nuestros residuos electrónicos y las pilas que hayamos gastado, para que puedan ser correctamente gestionados.

“En ERP estamos convencidos de que la educación ambiental es fundamental para fomentar una correcta gestión de nuestros residuos y, con ella, una economía circular responsable. Cada año, realizamos campañas divulgativas junto a otros organismos y ONGs para concienciar a los consumidores, especialmente a los más pequeños, de la importancia que tiene el correcto reciclaje de RAEE y pilas. Por esa razón hemos querido aprovechar esta efeméride para recordar los procedimientos básicos para un correcto reciclaje de este tipo de residuos, más aún dada la actual situación sanitaria que vivimos”, explica la directora general de ERP, Laura Alonso.

La recogida selectiva de RAEE y pilas permite dar un tratamiento adecuado a sus componentes peligrosos y reutilizar aquellos más escasos y costosos de extraer, colaborando así también en la reducción de la explotación de recursos naturales. Existe, además, una serie de recomendaciones que es importante tener en cuenta a la hora de gestionar, como consumidores, este tipo de residuos.

  • Nunca debes tirar tus dispositivos electrónicos con el resto de basura doméstica. Debes llevarlos a los puntos de recogida habilitados para ello, como los puntos limpios municipales, o pedir su retirada a la tienda de electrodomésticos cuando adquieras otro similar. Además, puedes llevar los dispositivos más pequeños (de dimensiones no superiores a 25 cm), a cualquier tienda de electrodomésticos o electrónica de más de 400 m2.
  • No olvides solicitar la recogida de tu electrodoméstico antiguo cuando adquieras otro similar en un comercio online. El vendedor tiene también obligación de retirarlo de tu domicilio o aceptarlo en el punto de entrega.
  • Cuando se te agoten las pilas, debes llevarlas a puntos de recogida selectiva: depósitos para pilas habilitados en el mobiliario urbano de algunas ciudades, contenedores de pilas de supermercados u otros comercios que vendan pilas, puntos limpios, etc.
  • Dada la actual situación sanitaria, no debemos bajar la guardia. Extrema las medidas de higiene y seguridad en el almacenamiento y entrega de tus RAEE y pilas usadas. Recuerda que esos residuos pueden ser posteriormente manipulados por otras personas en las plantas de tratamiento.
  • Si eres una empresa, debes también derivar tus RAEE y Pilas usadas a un SCRAP o gestor autorizado para su correcta gestión.

Los RAEE abarcan un amplio espectro de dispositivos eléctricos y electrónicos (Electrodomésticos, ordenadores, equipos médicos, juguetes a pilas, calculadores, móviles, bombillas, incluso cartuchos de tóner) que pueden tener una segunda vida si los llevamos a un punto limpio o los depositamos en la tienda al comprar uno nuevo, ya sea reacondicionándolos o reaprovechando sus materiales.

Por su parte, los residuos de pilas y acumuladores, uno de los desechos más habituales en nuestros hogares, comercios, industria y sectores económicos en general, también requieren una gestión adecuada, ya que si las tiramos junto a la fracción resto de nuestra basura, es muy probable que terminen en un vertedero, contaminando el subsuelo y los acuíferos, o incineradas, liberando a la atmósfera gases que pueden ser perjudiciales para el medio ambiente.