ERP España valora positivamente el desarrollo de la responsabilidad ampliada en la Ley de Residuos

  • La incorporación de nuevos flujos de residuos supondrá un importante impulso en el desarrollo de la RAP.

European Recycling Platform (ERP), único Sistema Colectivo de Responsabilidad Ampliada del Productor (SCRAP) de ámbito europeo que opera en España, valora de forma positiva la inclusión de nuevos flujos en la Ley de Residuos recientemente aprobada. Destaca también el importante impulso que la nueva ley supondrá en el desarrollo de la Responsabilidad Ampliada del Productor (RAP) en nuestro país.

El pasado 31 de marzo, el parlamento español aprobó definitivamente la nueva Ley de Residuos y Suelos Contaminados que supone un importante impulso para el incremento de los flujos de residuos sujetos a responsabilidad ampliada del productor  en España. La Ley 7/2022 de residuos y suelos contaminados para la economía circular entró en vigor tras su publicación el pasado 8 de abril.

Nuevas responsabilidades para productores

La nueva legislación nacional, que ha revisado la regulación marco de la responsabilidad ampliada del productor en coherencia con la normativa comunitaria, marca nuevas responsabilidades para los productores de textiles, muebles y enseres, o plásticos de uso agrario, entre otras, deberán asumir la responsabilidad financiera o la financiera y organizativa de la gestión de sus residuos.

Por tanto, estos nuevos flujos de residuos deberán tener una normativa de desarrollo específica de la responsabilidad ampliada del productor en el plazo de 3 años desde la entrada en vigor de esta nueva ley, lo que sitúa 2025 como fecha tope para desarrollar y aprobar estos nuevos reales decretos. Asimismo, y con idéntico plazo, la Ley abre la puerta a incluir también en la normativa de responsabilidad ampliada del productor a las cápsulas monodosis de café.

Adaptación a la nueva ley de los reales decretos de RAEE y Pilas y baterías, antes de 2023

Respecto a los flujos de residuos ya sujetos a la responsabilidad ampliada del productor (como los RAEE o las pilas y baterías), la nueva legislación marca como plazo para adaptarse a ésta el 5 de enero de 2023, por lo que se espera que próximamente se modifiquen los reales decretos de estos dos flujos de residuos.

Además, la Ley también obliga a las plataformas de comercio electrónico a asumir la condición de productor cuando productores establecidos fuera de España comercialicen a través dichas plataformas productos sujetos a RAP sin estar registrados.

Recogida selectiva para nuevos flujos de residuos

La recogida selectiva ocupa también un lugar destacado en la Ley de Residuos, que prevé un calendario que arranca en julio de 2022 para la recogida obligatoria de bioresiduos domésticos en poblaciones de más de 5.000 habitantes (y a partir de enero de 2024 para el resto). En el caso de residuos textiles, aceites de cocina usados, residuos domésticos peligrosos y residuos voluminosos, su recogida separada deberá estar implantada a partir de 2025.

Como conclusión, la Ley aborda la problemática de los residuos desde un punto de vista integral, impulsando la transición hacia la economía circular durante la próxima década. Entre otros muchos aspectos, establece nuevos y ambiciosos objetivos de preparación para la reutilización, reciclado y valorización; regula nuevos impuestos verdes (depósito en vertedero, envases de plástico no reutilizables); establece nuevas infracciones, como el abandono de basura dispersa o la quema no autorizada de residuos agrarios; o refuerza la trazabilidad en la gestión completa del residuo y la responsabilidad del productor o poseedor del residuo hasta que quede debidamente documentada la gestión completa del mismo.

Acceso a la normativa completa