Ocho proyectos españoles optan al premio Green Alley

  • Este galardón europeo, organizado por Grupo Landbell, matriz de ERP, premia con 25.000 euros los servicios y productos más innovadores en el ámbito de la economía circular.

Un total de ocho proyectos españoles optarán este año a la séptima edición del galardón europeo Green Alley, organizado por el Grupo Landbell y sus filiales, entre las que se encuentra ERP, que premia con 25.000 euros los servicios y productos más innovadores del ámbito de la economía circular, desarrollados por start-up europeas.

En la presente edición, se han presentado un total de 189 proyectos a concurso desde 24 países europeos. España, con 8 proyectos presentados, comparte con Países Bajos la cuarta posición en el podio de países con mayor número de proyectos en concurso, por detrás de Alemania (61), Italia (49) y Reino Unido (15).

El pasado año fue el primero en el que una compañía española, VEnvirotech, pasó a la final gracias al desarrollo de una tecnología que permite crear bioplásticos de polihidroxialcanoatos (PHAs) utilizando bacterias. “Nos encanta ver cómo se afianza la presencia de proyectos españoles en los premios Green Alley, les deseamos mucha suerte y esperamos que alguno logre hacerse de nuevo un hueco en la final”, declara la directora de ERP España, Laura Alonso.

Por lo que respecta a los diferentes tipos de soluciones presentadas, la mitad de las compañías españolas se decantan por el reciclaje, un 25% por la prevención de residuos y el 25% restante por las soluciones digitales para la economía circular. Estos porcentajes difieren de la media europea, donde las soluciones de reciclaje solo aglutinan al 22,75% de los proyectos presentados, mientras que las soluciones para la prevención de residuos ganan adeptos con un 40,74% de los proyectos. El 36,51% restante, se centran en soluciones digitales de economía circular.

Los flujos de residuos en los que se focalizan los proyectos españoles presentados a concurso este año son muy variados, y abarcan desde soluciones para el envasado de producto, hasta el ámbito textil, pasando por los residuos municipales, la alimentación y los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), entre otros.

Seis de los ocho proyectos españoles se centran en productos, mientras que los dos restantes lo hacen en servicios. A escala internacional, la mayoría de las compañías se han decantado también por presentar productos (90), y servicios (58), aunque 41 de los proyectos corresponden a desarrollos tecnológicos.

Para más información visite la web de Green Alley Award