Qué hacemos

Flujos de residuos – RAEE

RAEE – Residuos de aparatos eléctricos y electrónicos

Los aparatos eléctricos y dispositivos electrónicos actuales utilizan para su fabricación materiales escasos y costosos, que pueden reciclarse y reutilizarse siempre que estos residuos se gestionen de manera correcta y eficaz. De esta forma reducimos el consumo de materias primas.

De los aparatos más grandes a los más pequeños, desde las bombillas hasta la informática y las telecomunicaciones, cuando los dispositivos y aparatos llegan al final de su vida útil, se consideran residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE). Los RAEE contienen una mezcla compleja de materiales, algunos de los cuales pueden llegar a ocasionar problemas ambientales y de salud graves si no se gestionan adecuadamente al final de su vida útil.

Mejorar la recogida, el tratamiento y el reciclaje de los equipos eléctricos y electrónicos (AEE) al final de su vida nos permite:

  • Mejorar el desarrollo sostenible, gracias a la producción y el consumo responsable.
  • Aumentar la eficiencia de los recursos
  • Contribuir a la economía circular

Reciclaje

¿Cuáles son las categorías de RAEE?

Existen diferentes categorías de RAEE, que exigen procedimientos de recogida, gestión, tratamiento y reciclaje específicos:

La UE introdujo la Directiva de RAEE y la Directiva RoHS para abordar la problemática del crecimiento de los RAEE.

En España, las actuales categorías de RAEE están reguladas por el Real Decreto 110/2015 sobre Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos, actualizado en parte por el Real Decreto 27/2021

Grandes aparatos

Esta fracción de RAEE incluye aparatos como lavadoras, lavavajillas, cocinas, microondas, secadoras.

La primera etapa de su reciclaje es la descontaminación: los cables y otros componentes eléctricos se separan; contrapesos de hormigón, plásticos, componentes férricos y otros metales son apartados. Posteriormente estos materiales se envían a otras plantas para su procesamiento y valorización.

Proceso de reciclaje

1. Descontaminación previa a fragmentación

2. Fragmentación

3. Separación

Materiales recuperados

Cables

Hormigón

Condensador

Plásticos

Metal ferroso

 Metal no ferroso

Intercambio de temperatura

Agrupa aparatos de intercambio de temperatura que utilizan fluidos diferentes al agua (radiadores, frigoríficos, congeladores, dispensadores de agua, climatizadores de aire…) Los más antiguos, contienen sustancias refrigerantes peligrosas para la capa de ozono, que están actualmente prohibidos o limitados (clorofluorocarbonos –CFC-, los hidrofluorocarbonos –HFC- y los hidroclorofluorocarbonos –HCFC-). Estos fluidos son extraídos de los aparatos en atmósferas controladas y posteriormente enviados a plantas especializadas para su eliminación.

La descontaminación de los aparatos de frío intercambio de temperatura conlleva una serie de etapas: primero los compresores son descontaminados para recuperar los fluidos refrigerantes y los aceites minerales; luego la espuma aislante es también tratada específicamente para recuperar los fluidos refrigerantes impregnados en ella; los metales son recuperados y los plásticos pueden ser usados para fabricar nuevos productos. Los fluidos que generan frío o calor y los aceites son eliminados en procesos especializados de tratamiento.

Proceso de reciclaje

1. Descontaminación

2. Fragmentación

3. Separación

4. Descontaminación de las espumas

Materiales Recuperados

Gas

Aceites

Metal no ferroso

Plásticos

Metal ferroso

Espuma

Pantallas

Incluye aparatos que requieren procesos de reciclado diferenciado, como los tubos de rayos catódicos (de los televisores y monitores más antiguos) que contienen un compuesto de fósforo en polvo que es peligroso, pero también vídrio, cobre y otros materiales escasos que se pueden reutilizar en la fabricación de otros productos. También engloba monitores y televisores de pantalla plana y otros aparatos con pantallas como los portátiles. Hablamos de pantallas de gran tamaño, por encima de 50 cm, ya que móviles y tabletas entrarían dentro de la categoría de IT.
La mayoría de pantallas LCD que llegan actualmente a las plantas de tratamiento usan lámparas de mercurio para iluminar la imagen. Para retirar estas lámparas el aparato debe desensamblarse antes de tratar la pantalla de LCD. Actualmente se están llevando a cabo diferentes proyectos de investigación para encontrar soluciones más eficientes y automatizadas.

Proceso de reciclaje

1. Desmontado manual

2. Separación del tubo de rayos catódicos (Pb Ba)

3. Triturado y separación de metales

4. Limpieza del cristal