Reciclaje de paneles fotovoltaicos

¿Qué son los paneles fotovoltaicos?

Los paneles fotovoltaicos o placas solares se utilizan para convertir la luz solar en energía eléctrica. Están hechos de células fotovoltaicas, que son dispositivos que generan electricidad cuando se exponen a la luz. Los paneles fotovoltaicos se pueden utilizar para alimentar viviendas, negocios y otras instalaciones.

Los paneles fotovoltaicos son una fuente de energía renovable y limpia. No producen emisiones de gases de efecto invernadero, lo que los convierte en una opción atractiva para reducir el impacto ambiental. Los paneles fotovoltaicos también son una fuente de energía confiable, ya que pueden generar electricidad incluso cuando no hay sol.

El Real Decreto 110/2015 es un paso importante para garantizar que los paneles fotovoltaicos se gestionen de forma sostenible. La normativa ayudará a reducir la cantidad de residuos de paneles fotovoltaicos que terminan en los vertederos y garantizará que estos productos se reciclen o se eliminen de forma segura. Dentro del Real Decreto 110/2015 (A partir del 15 de agosto de 2018) se les conoce como paneles fotovoltaicos grandes (con una dimensión exterior superior a 50 cm) con las subcategorías de paneles fotovoltaicos con silicio y paneles fotovoltaicos con teluro de cadmio.

Los paneles fotovoltaicos basados en silicio requieren un tratamiento normal de vidrio plano y ninguna eliminación especial de la capa semiconductora.

Los paneles fotovoltaicos sin base de silicio requieren una tecnología especial de eliminación de semiconductores y aislamiento de los metales pesados tóxicos, aunque este segundo grupo es cada vez menos común. Normalmente, se recupera el encapsulante de EVA, aluminio, cables y enchufes, semiconductores y vidrio.

¿Dónde se recogen los paneles fotovoltaicos?

Los paneles fotovoltaicos se pueden recolectar para su reciclaje en muchos lugares diferentes, incluyendo:

  • Centros de reciclaje de residuos electrónicos
  • Puntos limpios
  • Tiendas de electrónica
  • Fabricantes de paneles fotovoltaicos

Las placas solares también se pueden recolectar de forma gratuita a domicilio por algunos proveedores de reciclaje de paneles fotovoltaicos.

Una vez que los paneles fotovoltaicos se recolectan, se envían a una instalación de reciclaje donde se separan los materiales que se pueden reciclar, como el vidrio, el plástico y el metal. Los materiales que no se pueden reciclar se incineran de manera segura.

El reciclaje de paneles fotovoltaicos es importante porque ayuda a proteger el medio ambiente. Las placas solares contienen materiales peligrosos, como el plomo, el mercurio y el cadmio, que pueden contaminar el suelo y el agua si no se eliminan de manera segura. Reciclar estos productos ayuda a evitar que estos materiales peligrosos ingresen al medio ambiente.

También reciclar paneles fotovoltaicos ayuda a conservar los recursos naturales. Al reciclar estos productos, se ahorran materias primas que se podrían utilizar para fabricar nuevos productos. Esto ayuda a reducir el impacto ambiental de la producción de nuevos productos.

Proceso de reciclaje de placas solares

  1. Extracción de cables, enchufe y semiconductor
  2. Separación del aluminio y el vidrio del panel fotovoltaico
  3. Eliminación de etiquetas
  4. Reutilización o reciclaje del encapsulante de EVA y recuperación de elementos químicos como cadmio y selenio
  5. Separación en fracciones (encapsulante de EVA, aluminio, obleas, cables y enchufes de plástico, semiconductor y vidrio)
  6. Reciclaje de la fracción de vidrio en un horno de fundición

Proceso de reciclaje

1. Pretratamiento manual