Reciclaje de pequeños aparatos electrónicos y eléctricos

¿Qué son los pequeños aparatos eléctricos y electrónicos?

Esta es la fracción más complicada de RAEE debido a la gran variedad de materiales que pueden ser recuperados: madera, metal, plásticos, vidrio, cartón, etc.

Listado de ejemplos de la categoría de pequeños aparatos:

  • Aparatos de limpieza (aspiradoras, limpia-alfombras, etc.), 
  • Aparatos usados para coser, tejer y realizar otros procesos con textiles
  • Planchas
  • Aparatos de cocina: tostadoras, freidoras, picadoras, máquinas de café, aparatos para abrir o cerrar envases, cuchillos eléctricos, 
  • Aparatos para cortar y secar el pelo, lavarse los dientes, afeitarse, dar masajes y otros cuidados corporales
  • Relojes
  • Equipos de informática y telecomunicaciones, DVD, vídeos, equipos de alta fidelidad, luminarias, herramientas eléctricas
  • Equipos de ocio y tiempo libre
  • Aparatos médicos e instrumentos de vigilancia y control.

Estos aparatos son fragmentados para separar los plásticos del metal. Se realiza una descontaminación previa que consiste en quitar cartuchos de tinta y tóner, baterías y cables.

Es importante recordar que estos son solo algunos ejemplos dentro del amplio espectro que abarca la categoría de pequeños aparatos electrónicos.

Recuerda siempre buscar centros autorizados para reciclar adecuadamente estos dispositivos al finalizar su vida útil, contribuyendo así a un futuro más sostenible en términos medioambientales.

¿Dónde se recogen los pequeños aparatos eléctricos y electrónicos para su reciclaje?

Existen diferentes formas de gestionar adecuadamente los RAEE (Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos) provenientes de hogares particulares. Aquí os presentamos dos opciones:

  • Puntos Limpios y Redes Municipales: Los puntos limpios y otras redes de recogida municipales aceptan gratuitamente los RAEE provenientes de hogares particulares. Esto significa que puedes llevar tus aparatos electrónicos viejos a estos lugares designados para su correcta gestión y reciclaje.
  • Obligación del Distribuidor: Los distribuidores tienen la obligación legal de aceptar los RAEE del usuario si éste compra un nuevo aparato similar en la tienda. En este caso, el cliente tiene al menos un mes desde la compra del nuevo aparato para devolver el antiguo (RAEE), previa presentación de la factura.

Recuerda que estas medidas se implementan con el objetivo de fomentar una adecuada gestión ambiental y promover el reciclaje responsable de los dispositivos electrónicos usados.

Proceso de reciclaje

1. Pretratamiento manual

2. Triturado