El artista de Colloto, Miguel Díaz, se alza con el primer premio del certamen de arte CirculArt en Asturias

  • La escultura ganadora, “los pinceles ciegos”, ha sido tallada por Miguel Díaz a partir de los pinceles utilizados en sus creaciones artísticas durante los últimos diez años.

  • Los dos accesit han recaido en las obras “Vestigio industrial” y “Brain Damage”, del artista ovetense Guillermo Fernández García, y del avilesino Pablo Pons Heres, respectivamente.

  • Las obras ganadoras se exhiben, junto a otros 40 trabajos, creados por artistas de cuatro comunidades autónomas para dar visibilidad al impacto de los residuos en nuestra sociedad y concienciarnos de que un futuro más sostenible es posible.

  • El concurso está organizado por ERP España, uno de los sistemas colectivos de responsabilidad ampliada del productor (SCRAP) que operan en el Principado.

El artista Miguel Díaz se ha alzado con el primer premio del certamen CirculArt en Asturias, dotado con 1.500 €, con su escultura “Los pinceles ciegos”, una talla para cuya realización ha empleado pinceles utilizados en su creación artística diaria durante los últimos 10 años. En palabras del autor, la obra refleja “una expresión de desesperanza, que pretende contar ese momento en el que el artista no encuentra la inspiración, ese día en el que nada es posible, en el que todo es caos y sus pinceles están ciegos”.

Primer premio CirculArt Asturias_Los pinceles ciegos

Este certamen, impulsado por European Recycling Platform con la colaboración de Amiab, persigue, a través de la expresión artística, sensibilizar a la sociedad de la importancia de la correcta gestión de los residuos que generamos, con la mirada puesta en su reutilización como recursos y el impulso de la economía circular.

El artista ganador, natural de Colloto (Siero) y vecino de Teyego, en el concejo de Ribera de Arriba, explica que, el origen de sus trabajos en la escultura comenzó con “una búsqueda constante en el cambio de identidad de la materia y en el uso de materiales no nobles, para que su único valor sea comprendido y dignificado a través del lenguaje del arte”. Miguel Díaz ha explorado también el mundo del diseño gráfico, a través de trabajos en el ámbito del diseño gráfico en publicidad, logotipos y discografía, y es fundador y director, desde 2006, del Taller de Arte “La Jaula Rota”, en Colloto, en la zona del concejo de Oviedo.

Además, el jurado del certamen ha concedido sendos accésit a las obras “Vestigio industrial” y “Brain Damage”. La primera es un óleo acrílico sobre lienzo realizado por el ovetense Guillermo Fernández García que, en palabras del artista, muestra “una acumulación de residuos producto de una actividad industrial del pasado, que permanecen en nuestro entorno para recordarnos que debemos reencontrar el equilibrio perdido”. El otro accésit ha recaído en la obra del artista avilesino Pablo Pons Heres, una pieza tridimensional realizada con componentes de tv y bridas que recrea “un cerebro dañado y defectuoso, parte de la máquina, pero reflejo cruel de nuestra psique, incapaz de darle un sentido al ciclo de generación de residuos tecnológicos y mala gestión de los mismos fruto de la dependencia y la mala praxis en su consumo”.

El impacto de nuestros residuos, visto a través del arte

Los tres trabajos se exhiben en la exposición CirculArt, en la que se dan cita casi medio centenar de obras de arte, creadas para concienciar a la sociedad del impacto de los residuos y de que un futuro más sostenible es posible. En la muestra, que puede visitarse hasta el día 4 de noviembre en el Centro Cultural Lope de Vega, de Madrid, participan artistas de Asturias, Castilla y León, Madrid y Murcia. Los cuatro ganadores autonómicos compiten ahora por los 3.000 € con los que está dotado el galardón nacional que se dará a conocer en la gala de cierre de la exposición.

El jurado del premio, integrado por representantes de ERP y Amiab y por los artistas Miquel Aparici y Santi Flores, ha valorado la originalidad de las obras, su calidad técnica y artística, así como su aportación a la temática del concurso, en la defensa de la economía circular y la gestión responsable de los residuos.